sábado, 27 de abril de 2013

La evolución en mosaico.

Leyendo a Stephen Jay Gould salió este concepto y claro está, no me he podido resistir a compartirlo con vosotros. Dentro del gran avance que nos supuso la exposición de la teoría de la evolución, con ejemplos concretos por Charles Darwin en 1859 con “El origen de las especies” se han ido produciendo grandes avances en la forma de entenderla. Ya Darwin nos previno en su magnífico libro, que es una teoría inacabada y que se tiene que construir entre todos a lo largo del tiempo, a través de los avances de otros grandes científicos de nuestro siglo y el venidero. Uno de estos avances sería la evolución en mosaico, que a grandes rasgos, lo que nos quiere decir es que, hay ciertas estructuras o módulos que componen los seres vivos, y que poseen una tasa evolución o de modificación mayor que el resto de estructuras o módulos del mismo. Por lo que estos pueden conservar estructuras de sus ancestros, pero al mismo tiempo incorporar otras nuevas o innovadoras. El padre de dicha teoría es un muy eminente denominado Gavin de Beer, del cual yo no sabía nada- pero Wikipedia, me ha mostrado su magnífica biografía-. Embriólogo eminente del siglo XX que unió la embriología con la evolución biológica. Explicando empíricamente ciertos ejemplos en los cuales parece ser evidente dicha evolución diferencial entre las distintas estructuras o módulos que constituyen los diferentes organismos. Uno de los grandes ejemplos de dicha teoría estaría en nuestra evolución. Como se modifico nuestro cráneo a lo largo del 6 millones de años hasta llegar al tamaño actual. Mientras todavía conservamos muchos rasgos ancestrales de todos los homínidos que han contribuido, a lo que somos actualmente. Además parece ser que nuestro bipedismo, sería otro claro ejemplo ¿no?, con el lumbago y otros problemas molestos, que nos han llevado a caminar sobre nuestras dos piernas, liberando nuestras manos para escribir por ejemplo estos humildes ensayos. Como voy mostrando en ellos; a la teoría inicial de “Darwin” se han ido uniendo nuevos conocimientos o teorías, que han hecho más fácil su entendimiento, dentro de la gran complejidad que comporta su entendimiento, desde nuestras vidas centenarias. Dentro del gran tiempo de Gaia con sus 3800 millones años de vida. Texto: Justo Tarancón Fotos de Raquel y Justo: postal familiar de nuestros primos evolutivos los chimpancés. (En el zoológico de Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada