domingo, 29 de noviembre de 2015

¿La evolución es un"relojero ciego"?

Una de las grandes preguntas de la ciencia es ¿Dios ha dirigido la evolución y ha culminado su obra en el ser humano? Como si de un ingeniero o relojero fuera. Bueno la mayoría de vosotros ya tenéis vuestra particular y respetable respuesta. Pero yo estoy disfrutando mucho con la lectura de "El relojero ciego" de Richard Dawkins. Que nos da su propia visión. De dicho autor ya he disfrutado de otros títulos como "El gen Egoísta" también comentado en Gealogia. Es un autor neodarwinista y por tanto gradualista. Y se contrapone a un escéptico paleontólogo como fue Stephen J. Goult. Que me encanta también y del cual me he inspirado en otros ensayos. Ambos autores me aportan un visión complementaria pero distinta de como puedo entender la evolución de seres vivos, una de mis grandes pasiones, desde ángulos complementarios pero muy diferentes. Dawkins realiza un gran esfuerzo intentando explicar cómo es posible que la complejidad de los seres vivos que formamos parte de la naturaleza, hemos sido fruto de la mutación,cambios en la descendencia como bien indicaba Darwin, y de la selección natural, que no sería azarosa sino que haría que el mejor adaptado al medio ambiente en ese espacio tiempo, sobreviviese en detrimento del que menos. El medio natural presionará sobre la descendencia modificada de forma que progresivamente se vayan formando nuevas especies con el paso de millones de años, sin que sea necesaria una intervención divina para que se haya producido la evolución de las distintas especies que poblaron y que ahora pueblan nuestro planeta.Indica distintos ejemplos para que nos maravillemos del resultado que podemos vivir a día de hoy. Aun así todos estos cambios son debidos a cambios en los genes, que son esas proteínas o moléculas que codifican las distintas características de los seres vivos. La reproducción sexual de gran parte de los seres vivos, haría que distintos caracteres o genes lucharán por ser los que dominan. La visión bidimensional molecular o tridimensional, dominando la visión cuadridimensional de los organismos vivos. El tiempo de millones de años nos hace perder la noción de esta evolución, o modificación de los seres que forman las distintas especies vegetales y animales ocurridos durante millones de años. Como dice otro de de los grandes Jared Diamond somos el tercer chimpancé. Aunque nos maravillemos de nuestras grandes capacidades abstractas que nos diferencian en gran medida del resto de organismos vivos que conocemos. Tenemos grandes dificultades para interpretar mentalmente los grandes periodos geológicos que se miden en miles de millones de años. Sólo algunas de las mentes más preclaras han sido y son capaces de realizarlas. Hay que pensar en la infinitud de sucesos que han producidos los resultados que vemos hoy en día. El movimiento de los continentes y como han influido en la diferente evolución de los distintos organismos, han cambiado su espacio y sus condiciones medioambientales, clima, y un largo ,etc. Si Stephen Hawking hizo lo suyo con la formación del universo sin intervenciones divinas, Dawkins hace lo propio en la biología. Nuestro cerebro tiene que madurar como lo hace un hijo que se hace mayor, y depende menos de él. Estos son los primeros pasos decididos para entender al ser humano sin las ligaduras del pasado e intentar descubrir la realidad física del mundo que nos rodea.(Foto de Justo Tarancón, sobre los campos de girasoles de Cal Bernoi, septiembre-2015-Clariana del Cardener. España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada